PRUEBA GRATIS AGROPRECIOS PROFESIONALPROBAR
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
Fruchthandel

El cultivo del tomate continúa acentuando una tendencia descendente

El tomate cede su posición de producto estrella de la agricultura almeriense y los productores buscan alternativas en otros cultivos más rentables. 

4249

En la campaña 2019-2020, la producción cayó un 8% respecto a la temporada precedente, y un 14% en comparación a la media de los últimos 5 años.

El tomate ha sido durante muchos años, sin ninguna duda, el producto ‘estrella’ de la agricultura almeriense, dentro de una amplia gama de hortalizas que permite a los supermercados europeos tener en invierno lo que ellos por su climatología no pueden producir. Sin embargo, en el transcurso de las últimas campañas ha ido cediendo su posición de liderazgo en favor de otras producciones más rentables.

En la última campaña, el tomate ha continuado con su tendencia de caída en producción en la provincia de Almería: un 8% menos respecto a la temporada precedente, y un 14% respecto a la media de los últimos 5 años. Se está desarrollando un trasvase hacia otros cultivos como consecuencia de la pérdida de rentabilidad, debida al aumento de costes, la inestabilidad de precios por la fuerte competencia, y una productividad que no despunta por la afección de plagas. De hecho, los precios también se reducen esta campaña: un 9% respecto a la anterior. Los ingresos caen un 16% y el margen casi un 30%. El resultado es bastante similar al compararlo con la media de las 5 campañas anteriores. Sin duda alguna, el tomate es el producto que está sometido a una presión más alta por la creciente oferta internacional, de hecho, la situación local influye cada vez menos en el precio de venta.

En su balance de la temporada, Coexphal ha señalado que, por primera vez en la serie histórica analizada (desde la campaña 2009/10 a la 2019/2020), las exportaciones de tomate de Marruecos (486.878 toneladas) han superado las cifras almerienses (417.826 toneladas).

Con datos provisionales de exportación a la UE, en la última campaña los envíos desde Almería cayeron un 12%; los del resto de España bajaron menos, un 5%, mientras que las exportaciones desde Marruecos crecieron un 8% y desde Francia, muchas de reexportación, aumentaron un 13%.

Otro punto importante es la evolución de las importaciones españolas de tomate, sobrepasando en esta campaña las 202.000 toneladas, siendo la producción marroquí el principal origen de esta importación con 79.655 toneladas, tras Portugal y Holanda. Marruecos ha pasado de enviar a España 18.045 toneladas en la campaña 2013/14 a 79.655 toneladas en la campaña 2019/20, con un incremento cercano al 350%.

Recientemente, la Comisión Europea, en su “Informe sobre perspectivas a corto plazo para los mercados agrícolas en 2020”, estimó que la producción de tomate en fresco descenderá un 2% este año debido a la caída del 7% de la producción en España, lo que se debe a que los agricultores españoles están dirigiendo su producción a hortalizas de invernadero más rentables. Y es que, cuando los resultados no acompañan, los productores buscan alternativas en otros cultivos con memos costes de producción, una entrada en cosecha rápida y con resultados económicos aceptables en los ejercicios precedentes.

Fuente: Valencia Fruits. 

28/07/2020 -

Consulte todo el contenido de Agroprecios totalmente gratis durante una semana.

- 2020 -