• Facebook
  • Twitter
  • Google+
Fruchthandel

Soluciones nutritivas A + B de ICL con la precisión de Nutri Liquid Perfect Fit para cultivos protegidos

La provincia de Almería cuenta con un sistema de agricultura intensiva asociado a constantes innovaciones tecnológicas, las cuales son decisivas para su competitividad. 

3973

En esta zona existe un interés creciente en el consumo de fertilizantes líquidos, ya que permiten una aplicación más fácil, precisa y uniforme, haciendo que mejore la eficacia del uso.

En ICL Specialty Fertilizers cuentan con la gama Nutri Liquid Perfect Fit, fertilizantes líquidos para fertirrigación diseñados a medida. Cuando hablamos de fertilización a medida nos referimos a un concepto de la fertilización fundamentado en proporcionar a los cultivos una nutrición lo más ajustada posible a sus requerimientos específicos.

En el diseño de una solución nutritiva completa como Nutri Liquid A+B 50-50 (tanto en macro como en microelementos necesarios para las plantas), además de considerar las necesidades nutritivas del cultivo al que se va a aplicar, se tienen en cuenta otros aspectos como características del o las aguas de riego (en el caso de tener distintas fuentes y/o realizar mezcla de ellas), infraestructura disponible, sistema de fertirrigación, condiciones ambientales, etc. La labor del asesor técnico de ICL Specialty Fertilizers es, por tanto, la obtención de la fórmula que mejor se adapte al conjunto de requerimientos preestablecidos.

Funcionamiento-de-soluciones-Nutri-Liquid-A-B

El pH requerido por un fertilizante líquido viene determinado fundamentalmente por las características del agua de riego. Siempre que trabajemos con aguas duras, con altos contenidos de carbonatos y/o bicarbonatos, es recomendable el uso de fertilizantes de reacción ácida, persiguiendo dos objetivos, primero que favorezca la disponibilidad y asimilabilidad de los elementos nutritivos para las plantas, así como disminuir el riesgo de precipitaciones químicas, fundamentalmente de sales insolubles de calcio, en nuestro sistema de riego.

¿Qué formas de nitrógeno nos interesa aportar?

Respecto a las diferentes formas del nitrógeno, la nítrica es absorbida preferentemente por la mayoría de las plantas, con lo que es la forma más empleada en las soluciones de ICL. Un exceso de nitrógeno produce exceso de vigor, escaso desarrollo del sistema radicular, retardo en la formación de flores y frutos, maduración irregular y mayor riesgo de plagas y enfermedades. Una adecuada relación N/K nos hará tener un buen equilibrio entre la fracción vegetativa y la generativa, permitiendo aumentar el rendimiento, la calidad y la vida post cosecha. También hay que tener en cuenta que, cuando en el suelo el sodio (Na⁺) domina sobre el calcio (Ca⁺²) baja la permeabilidad del suelo y su aireación.

La mayoría de los suelos de cultivo de esta zona son calizos y con bajo contenido en materia orgánica, con lo que el pH es elevado, al igual que en algunos sustratos no inertes, por lo que es necesario aportar microelementos quelatados en nuestra solución nutritiva para que estén disponibles para la planta en un amplio rango de pH (4-9). Recordemos que los quelatos son incompatibles con fertilizantes ácidos. Con las soluciones nutritivas 50-50 no existe este problema, ya que tenemos dos soluciones diferentes interrelacionas, pudiendo aportar microelementos quelatados sin tener restricciones en acidez libre de nuestra solución nutritiva.

Es necesario también conocer el incremento de conductividad eléctrica del agua a distintas dosis de aplicación del fertilizante y, por último, también hay que ver si el incremento de la salinidad en nuestra solución nutritiva puede ser una buena estrategia para mejorar la calidad del fruto en algunos cultivos.

Más información: www.icl-sf.es.

17/07/2019 -

Consulte todo el contenido de Agroprecios totalmente gratis durante una semana.