• Facebook
  • Twitter
  • Google+
Fruchthandel

Defiende tu cultivo contra la tuta, de una forma eficaz y segura

La tuta absoluta, plaga que ataca a solanáceas y que hace especial daño al tomate desde su entrada en el continente europeo en 2007, desafortunadamente es reconocido por todo agricultor del campo almeriense.

4080

Se trata de un lepidóptero con 4 fases: huevo, larva, pupa y adulto. El estado de larva es el más perjudicial, pues se alimentará preferiblemente de brotes, hojas jóvenes y frutos inmaduros, provocando una completa depreciación de los frutos dañados y favoreciendo el ataque de otras infecciones a toda la planta, siendo un factor de transmisión viral.

Actualmente se han desarrollado diferentes técnicas para el control de esta plaga, como puede ser la lucha integrada o buenas prácticas de higiene agrícola, pero deberán ser sinergizadas con algún tipo de biocida, sobre todo en casos de alto riesgo.

¿Cuál es la mejor solución?

Altacor 35WG es un insecticida a base de Rynaxypyr (familia química de las Diamidas Antranílicas, descubiertas por FMC), que le confiere un modo de acción novedoso que hace que los insectos sensibles se paralicen muscularmente a las pocas horas de la exposición, evitando los daños que pudieran ocasionar al cultivo y mueran en poco tiempo.  

Tiene acción larvicida sobre orugas de lepidópteros y también presenta un marcado efecto ovicida y ovolarvicida, respetando totalmente la fauna auxiliar, siendo altamente eficaz en el control de la plaga y dejando prácticamente sin residuos al cultivo mediante su aplicación vía foliar. 

Aplicación

Para el control eficaz de orugas perforadoras de frutos o tallos, las aplicaciones de Altacor® 35WG se deben efectuar antes de que las orugas hayan realizado las penetraciones.

En cultivos de hoja que forman cogollo, se debe asegurar que las aplicaciones de Altacor® 35WG se llevan a cabo antes de que las orugas queden protegidas dentro del cogollo.

Con el fin de preservar la eficacia y evitar la aparición de posibles resistencias, no se deben realizar más de 2 aplicaciones de Altacor® 35WG por ciclo de cultivo. El intervalo entre aplicaciones será de 10-14 días, pudiendo realizarse ambas en una misma generación de la plaga, o en generaciones no consecutivas, alternando entre ellas otros insecticidas con diferente modo de acción, como Steward® 30WG.

El uso de insecticidas debe realizarse en el contexto de la Gestión Integrada de Plagas (GIP), incluyendo medidas como el monitoreo y observación de umbrales de tratamiento, control biológico, etc

Más info https://fmcagro.es/img/Diptico%20ALTACOR%20(Horticolas)%20(2).pdf

29/05/2019 -

Consulte todo el contenido de Agroprecios totalmente gratis durante una semana.