• Facebook
  • Twitter
  • Google+

Crece más de un 10% la superficie invernada en Sevilla

El trasvase de la construcción a la agricultura llevará al sector al colapso.

3460

La superficie de cultivo protegido –o de invernaderos– en la provincia de Sevilla sigue creciendo. Aunque Almería sigue siendo, sin discusión, la provincia líder de este tipo de producción, la provincia sevillana ha visto incrementar la superficie de invernadero cerca de un 11 por ciento en los dos últimos años, hasta situar en 292 las hectáreas, según un estudio elaborado por la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural.

La comarca del Bajo Guadalquivir es la que mayor incremento ha experimentado en los últimos dos años. Concretamente el municipio de Los Palacios y Villafranca, donde el repunte de superficie es del 19 por ciento. También es la localidad con mayor número de hectáreas, un total de 134.

La crisis, principalmente el declive de la construcción, es la principal causante de este incremento. Según el responsable de frutas y hortalizas de COAG Sevilla, David Silvestre, la elevada tasa de desempleo ha llevado a muchos hijos de agricultores a coger terrenos, que hoy han convertido en superficie protegida. Este podría ser el caso de Vicente González, un agricultor de la zona, perteneciente a la cooperativa Las Nieves, que con el boom inmobiliario apostó por la construcción, pero que cuando ésta cayó en picado asumió los terrenos de su padre.

La fama del tomate palaciego también ha ayudado al crecimiento del invernadero en Sevilla, asegura Silvestre. De hecho, la producción de las tres cooperativas palaciegas ha aumentado un 50 por ciento en los últimos años, ya que, además, el cultivo protegido permite «tener dos cosechas al año». Tomate fresco, que no de industria, que además se está vendiendo a buen precio, ya que la media es de 0,70 euros el kilo, señala el responsable de frutas y hortalizas de COAG.

Aunque el tomate es el producto más cultivado bajo invernadero, en esta zona también trabajan otros comocalabacín, pimiento, sandía o pepino.

Pero no sólo aumenta la superficie protegida, también anima a la innovación. En la actualidad, gran parte de los agricultores palaciegos han apostado por el cultivo hidropónico. La planta, en vez de crecer directamente del suelo, enraiza sobre un sustrato que puede ser perlita o fibra de coco, de esta forma, el suelo no se castiga tanto, explica Miguel Ángel Berrocal, técnico de la cooperativa Las Nieves.

También en el Bajo Guadalquivir se encuentra otro de los municipios con mayor número de superficie protegida. Hasta el año pasado, 75 hectáreas en Lebrija cultivaban bajo invernadero, un 1 por ciento menos que dos años antes. Es el tercer año de caídas consecutivas en el municipio.

Además, localidades como Utrera (34 hectáreas), El Cuervo (20), Las Cabezas de San Juan (10) y Alcalá de Guadaíra (7) suman superficie de invernadero. También entra en la nómina Aznalcázar, que pese a tener tan sólo 12 hectáreas de cultivo protegido es el municipio que mayor crecimiento ha experimentado en los dos últimos años, ya que ha triplicado su superficie.

El estudio

El informe elaborado por la Consejería de Agricultura se ha realizado a través del análisis de imágenes captadas por el satélite Sentinel 2A. Para ello, utilizó como base cartográfica el parcelario del Sistema de Información Geográfica de Parcelas Agrícolas (Sigpac), que recoge las parcelas declaradas por los agricultores y ganaderos andaluces. El estudio también incluye datos de la provincia de Cádiz donde, a pesar de haber mayor número de hectáreas de invernadero, ha caído un 3,3 por ciento entre 2014 y 2016, hasta situar la superficie en 888 hectáreas.

Según explica el informe, «para la detección de zonas cubiertas por plástico se emplearon los algoritmo Spectral Angle Mapper y Matched Filtering». De esta forma, el satélite captaba las zonas cubiertas por plástico, sin entrar en los detalles de cada cultivo.

Fuente: ElCorreoWeb

 

17/05/2017 -

Consulte todo el contenido de Agroprecios totalmente gratis durante una semana.