• Facebook
  • Twitter
  • Google+
Fruchthandel

Hacemos balance del 2016 en materia agrícola y nos planteamos cómo será 2017

Termina 2016, un año peculiar para el sector de la agricultura en España y, en concreto, en Andalucía. La política, el clima y los precios han generado un caldo de cultivo en el que el futuro se prevé incierto.

3427

En España, en 2016, el gobierno tardó en llegar (se mantuvo en funciones hasta el 4 de noviembre) y trajo consigo recortes en el Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medioambiente, el que más mermada ha visto su partida. Si a esto sumamos la incertidumbre generada por los cambios políticos internacionales, nos encontramos con un panorama que no sabemos cómo afrontar en 2017.

El famoso “brexit” está teniendo lugar, el veto ruso se ha prorrogado y se sigue negociando el acuerdo transatlántico de comercio con EEUU (TTIP), sin que sepamos muy bien cómo afecta al sector agrícola. En Europa, se planea una reforma de la Política Agraria Común (PAC), marcada por el compromiso medioambiental y el reparto de fondos. Mientras que, para acabar el año, la Consejería de Agricultura ha abonado unos 389 millones de euros en ayudas directas de la PAC, con una parte del dinero destinada a incentivos para jóvenes agricultores.

A pesar de la climatología desigual, que ha alternado profundas sequías con lluvias torrenciales prolongadas en el tiempo (causantes de muchos destrozos), las producciones han sido buenas y han aumentado un 6,8%. Esta tendencia al alza no la han seguido los precios de los cultivos agrícolas, que, según el informe de renta agraria realizado por el MAPAMA, han caído un 3’2%. La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) ha lamentado que esta bajada generalizada de los precios empañe las cifras récord alcanzadas en el valor de la producción agraria de este año (46.487 millones de euros).

La renta agraria es el valor generado por la actividad de la producción agraria y el valor añadido de subvenciones, restados los consumos intermedios y, según el Ministerio, ha crecido un 4’3%. De cara al futuro, el MAPAMA tiene una previsión optimista con respecto a un aumento continuado, a pesar de que en los últimos 10 años se ha mantenido en el mismo punto, como informa la Unidad de Trabajo Agrario (UTA).

En exportaciones de productos agroalimentarios, Andalucía ha sido líder durante 2016. Aunque desde octubre han bajado un 2% en volumen, las exportaciones han subido durante del resto del año un 11’1% con respecto a 2015 y suponen un 22’7% de la exportación agrícola española. Nuestra comunidad mantiene el liderazgo exportador nacional, alcanzado el pasado año. Europa es el principal destino de las exportaciones, que han aumentado un 4’5% en valor, pero Andalucía vende sus productos por todo el mundo. La diversificación de mercados ha sido fundamental para internacionalizar la producción. En definitiva, el sector agroalimentario es un motor destacadísimo de la economía andaluza y se prevé que en el próximo año sigan alcanzándose máximos históricos.

En materia de ayudas, en la segunda mitad de este año se convocó la de mejora de explotaciones, con la novedad de una línea específica para los invernaderos, y también la de acceso de los jóvenes al sector agrícola, pero algunas asociaciones como ASAJA o COAG las consideran insuficientes. Según esta última, el próximo año nos traerá un aumento del envejecimiento del sector agrario, si no se palia con una urgente política de relevo generacional que cada vez parece más necesaria. Otra de las medidas que la Coordinadora considera imperativa de cara a 2017 es la creación de un “observatorio de costes y mercados de insumos para aumentar la vigilancia de los oligopolios que controlan los insumos del sector y evitar así la especulación y los costes injustificadamente elevados para los agricultores”. Veremos si algo de esto viene recogido en la Ley de la Agricultura en Andalucía, que verá la luz en 2017.

En cuanto a la distribución, varias organizaciones de agricultores han denunciado a algunos grupos de distribución por la práctica comercial abusiva de venta a pérdidas, aunque todavía se sabe cómo acabará este tema. Mientras, aumenta la comercialización online, lo que ha provocado una respuesta inmediata del sector, mejorando la venta ecommerce. Otros conceptos que están de moda son la agricultura ecológica, el consumo de productos gourmet y la venta directa, que ha recibido el espaldarazo definitivo al haber sido legalizada recientemente por la Junta de Andalucía. Los productos “de proximidad” o de “kilómetro 0” son cada vez más reclamados y suponen un nicho de mercado a explotar por los productores de cara a 2017.

Por su parte, la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural y el Consejo Andaluz de Colegios de Ingenieros Técnicos Agrícolas han firmado un convenio que prevé la puesta en marcha de estudios y proyectos en materia científica, formación y desarrollo tecnológico en el campo andaluz. Se pretende impulsar la investigación en el ámbito agroalimentario durante los próximos 4 años, así como la formación de personal investigador y técnico especializado en el sector. De cara al próximo año, que se prevé tan movido como éste, ya se han planeado, además, diversas acciones multisectoriales, como la participación en las ferias más importantes del sector hortofrutícola.

27/12/2016 -

Consulte todo el contenido de Agroprecios totalmente gratis durante una semana.