• Facebook
  • Twitter
  • Google+
Fruchthandel

Agricultores almerienses aprenden cómo activar suelos degradados por el monocultivo

La iniciativa pretende frenar la pérdida de fertilidad en los suelos de las zonas rurales de Los Vélez, Alto Almanzora, Altiplano granadino y Guadix, en las provincias de Almería y Granada.

4078

El grupo operativo «4 Retornos: Regeneración de suelos degradados» ha organizado en Almería una jornada de transferencia del conocimiento al sector agrario para presentar los resultados más significativos del primer año del grupo operativo. El evento, que ha tenido lugar en las instalaciones de la empresa Crisara, socia del grupo, ha contado con más de cuarenta asistentes, entre ellos empresarios, instituciones, agricultores e investigadores.

«4 Retornos: Regeneración de suelos degradados» es un proyecto innovador, de grupo operativo regional, que tiene como misión detener la degradación del suelo provocada por el monocultivo y usos agrícolas agresivos con la tierra y el entorno, lo que conlleva la desaparición de materia orgánica y la consecuente pérdida de fertilidad en los suelos de las zonas rurales de Los Vélez, Alto Almanzora, Altiplano granadino y Guadix, en las provincias de Almería y Granada.

Objeto de estudio

La línea de investigación del grupo se centra principalmente en el desarrollo de métodos y tecnologías nuevas, innovadoras y ecocompatibles, para la producción integrada de plantas de biodesinfección y solarización, así como la puesta en marcha de diferentes iniciativas tales como: uso de desinfectante de suelo, uso del injerto y valorización fitosanitaria del compost, evaluación de compuestos comerciales utilizados para el control de organismos fitopatógenos transportados en el suelo o aerotransportados, reutilización de residuos de cultivos, asesoramiento en reutilización y gestión de residuos agrícolas, y estudios de impacto ambiental agrícola.

Miguel Ángel Gómez, investigador ceiA3 de la Universidad de Almería y director de investigación del Grupo operativo, destacó que «el grupo operativo ha permitido implementar la investigación, realizada en la UAL, en 27 fincas, implicando 22 agricultores y 15 municipios». Así, «los agricultores cuentan no solo con la información, si no con un acompañamiento a lo largo de los dos años que dura el proyecto», afirma Gómez.

Durante la jornada se presentaron y compartieron los datos de las analíticas realizadas a todas las fincas implicadas. Se entregó, también, a cada agricultor la analítica de su propia finca, y se analizaron los bioindicadores de las mismas. «Para la mayoría de los agricultores es la primera vez que cuentan con una información tan concreta de su suelo», cuenta el investigador.

Tras las analíticas iniciales que se están trabajando en las fincas, con diferentes métodos, «se busca reducir la erosión e incorporar materia orgánica al suelo», ha aseverado Gómez. El responsable ha señalado que «ningún suelo está degradado completamente, y se demuestra en las analíticas, sólo es necesario conocer cómo tratar y cómo activar la vida del mismo».

 

Fuente: ABC Agrónoma.

27/11/2019 -

Consulte todo el contenido de Agroprecios totalmente gratis durante una semana.