• Facebook
  • Twitter
  • Google+
Fruchthandel

El oro líquido andaluz sigue cotizando al alza

El liderazgo de España en producción de aceite de oliva y aceitunas de mesa es incuestionable. Pero, además, está combatiendo, al fin, el extendido bulo de que Italia era el principal productor y exportador mundial de estos productos.

3428

No se habla a la ligera cuando se comenta que la producción aceitunera es clave para la economía española. En el mundo hay 10 millones de hectáreas de olivar, de las cuales 2 millones y medio están en España (un millón y medio en Andalucía y el otro millón de hectáreas repartido por el resto de la geografía española). Los más de 300 millones de olivos plantados en nuestro país, que ocupan el 14% del suelo agrario nacional, suponen un enorme patrimonio económico y otorgan un gran valor social, cultural, medioambiental y de salud pública.

Por supuesto, también supone una inyección económica muy importante al PIB español. El aceite de oliva ocupa el cuarto lugar entre los productos agroalimentarios exportados, solamente por detrás de los cítricos, el vino y la carne de porcino. La producción española de aceite de oliva representa aproximadamente el 60% de la producción de la UE y el 45% de la mundial. Y no sólo es líder en producción y comercialización. Además, es el primer exportador mundial de aceite de oliva (las exportaciones representan el 60% del comercio total del aceite de oliva de España y se supera el millón de toneladas al año). España también es el primer productor mundial de aceitunas de mesa.

Y, dentro del país, Andalucía es la comunidad que se lleva la palma. Nuestra región produce el 83% del aceite español y el 32% del mundial, así como el 82% de la producción nacional de aceituna de mesa. A pesar de la importancia del sector, un gran número de olivareros andaluces se ha quedado fuera de las ayudas de producción ecológica de la Junta de Andalucía, algo que ha lamentado ASAJA-Jaén. Las cooperativas, los agricultores y las asociaciones coinciden en que la calidad del aceite es buenísima, cada vez mejor, pero que las ayudas no dejan de bajar.

Balance anual

El 2016 ha servido a España para consolidar su liderazgo en cuanto a producción y exportación de productos oleícolas. Las exportaciones de aceite de oliva han crecido un 45% con respecto a la campaña anterior y un 6% en relación con la media de las 4 anteriores. En cuanto a la aceituna de mesa, la producción está un 4% por encima de la media de las últimas 6 campañas, aunque ha bajado con respecto a la última. Para la próxima campaña se prevé una producción de 1.380.000 toneladas (un 1% más que la anterior).

Las zonas de agricultura de secano han sufrido graves sequías en el 2º trimestre del año y lluvias torrenciales después, por lo que la cosecha de este año está siendo medio corta. Esto ayudará a que los precios se mantengan elevados, pero empeora la situación de paro estacional que genera la recolección de aceituna (que dura dos meses como mucho).

El 5% de las empresas agroalimentarias españolas se dedican al sector oleícola. Esto ha llevado a que existan actualmente 26 Denominaciones de Origen Protegidas (DOP) de aceite de oliva virgen y virgen extra en España (en las cuales está inscrito casi el 30% del cultivo del olivar español), que cuidan la calidad de los aceites y marcan pautas de cultivo, recogida, elaboración, embotellado y etiquetado. Entre las variedades más famosas y abundantes están la aceituna hojiblanca y la aloreña (que sirven tanto para almazara como para mesa); la picual, la verdial y la lechín (de almazara), y la manzanilla y la gordal (de mesa).

Los productores de aceituna de mesa han pedido que aparezca la variedad en el etiquetado del producto, algo con lo que se “ganaría transparencia e información a los consumidores, fomento de la calidad y valoración del producto” y que aportaría “mayor prestigio para nuestras aceitunas”. Pero el Ministerio de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente no ha atendido esta petición.

Exportaciones por todo el mundo

Además de triunfar en Europa, el aceite español también lo hace entre los países extracomunitarios, como China y EEUU (el mayor consumidor de aceite de oliva fuera de la UE), superando incluso al italiano, que históricamente había sido el más valorado por el consumidor. España se ha convertido en el primer productor y exportador mundial, aumentando un 20% interanual las exportaciones. El aceite de oliva se ha revalorizado internacionalmente. Su valor global ha crecido un 32%.

La producción de aceite de oliva en 2016 ha sido de 97.900 toneladas, un 65% menos que en la pasada campaña, a pesar de que las exportaciones han crecido un 45% con respecto al año anterior, lo que indica que el producto es muy valorado fuera de nuestras fronteras. Debido a la escasez en el volumen de existencias de la pasada campaña, los precios del aceite y de la aceituna de mesa cotizan moderadamente al alta y esto ha hecho que aumenten los robos en el campo, donde en las últimas semanas han detenido a algunas personas por hurtos de varias toneladas de aceitunas.

08/01/2017 -

Consulte todo el contenido de Agroprecios totalmente gratis durante una semana.