• Facebook
  • Twitter
  • Google+
Fruchthandel

Los precios de melón y sandía no cubren las expectativas de los agricultores

En la recta final de la campaña agrícola almeriense, los productos más destacados como el melón y la sandía no están obteniendo los resultados esperados.

3477

La subida de las temperaturas en origen, con registros típicos del verano, han acelerado las producciones generando un incremento en los volúmenes que el mercado no está demandando. A ello, se suma que otros orígenes como Murcia ya han iniciado la recolección de melón.

En el caso de la sandía, debido a las campañas promocionales y al valor añadido de las variedades mini o sin semillas, los precios han sido más rentables, aunque no los esperados. La sandía negra sin semillas se vende por debajo de veinticinco céntimos de euro, mientras que la mini rayada registra precios entre treinta y veinte céntimos de euro el kilo. La sandía negra con semillas no supera los quince céntimos de euro, mientras que la rayada se vende entre veinte y diez céntimos de euro el kilo. En cuanto al melón, la situación es aún más negativa ya que la exportación es moderada. El tipo amarillo se vende por debajo de veinte céntimos, el tipo categoría oscila entre sesenta y cuatro y cincuenta céntimos y el melón galia tiene un corte medio de veinticinco céntimos de euro el kilo.

Esta semana se ha producido un ligero incremento en las cotizaciones del tomate. El larga vida sube hasta primeros cortes de setenta céntimos con remate de cuarenta céntimos de euro, el tipo pera cotiza entre cincuenta y veintisiete céntimos y el tipo ramo, el que menores precios registra, se vende por debajo de cuarenta céntimos de euro el kilo. La berenjena larga inicia las ventas en cincuenta y cuatro céntimos y tiene remates de cuarenta céntimos de euro, mientras que el tipo rayada oscila entre un euro y ochenta céntimos de euro el kilo. En el caso del calabacín, tanto el fino como el gordo, se venden por debajo de cuarenta céntimos de euro el kilo. Muchos agricultores han optado por la retirada de este cultivo para proceder a las tareas de limpieza y preparación de la tierra para las plantaciones de la próxima campaña.

En el caso del pimiento, el italiano verde se mantiene en cortes que van desde setenta a cuarenta y cinco céntimos de euro, mientras que el rojo se vende entre treinta y cuatro y diez céntimos de euro el kilo. El lamuyo verde inicia las ventas en torno a un euro y tiene remates de sesenta céntimos de euro. El tipo lamuyo rojo tiene un corte medio de noventa y cinco céntimos de euro el kilo. Respecto a las judías verdes, el tipo helda tiene un corte medio de un euro con sesenta céntimos, la emerite cotiza una media de un euro con veinte céntimos y el tipo strike se vende entre dos euros con quince céntimos y un euro con sesenta céntimos de euro el kilo.

Fuente: Agronoticias.

09/06/2017 -

Consulte todo el contenido de Agroprecios totalmente gratis durante una semana.