• Facebook
  • Twitter
  • Google+

Irán y México disparan la demanda de tecnología agrícola murciana

La Región de Murcia consolida su liderazgo nacional en invernaderos y sistemas de riego al incrementar las ventas al exterior en casi un 50% en el último año

3418

La comercialización en el exterior de material agrícola, sistemas de riego e invernaderos facturó entre enero y agosto 53,7 millones de euros en la Región, un 47,3% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior. El origen de este crecimiento es el aumento de pedidos por parte de México, cuya demanda se ha duplicado, e Irán, que ya se ha convertido en el tercer cliente de Murcia en menos de un año, tras multiplicar por diez sus pedidos. Los mercados de Marruecos, Portugal, Francia, Italia, Chile y Argelia se consolidan, y se incorporan los de República Dominicana, EE UU, Perú y Ghana.

El Instituto de Fomento (Info) resalta que, tras cuatro décadas de experiencia, Murcia genera una tecnología agrícola «espectacularmente competitiva», capaz de abrirse paso en mercados exigentes (Alicante, Almería, Canarias, Francia e Italia) y de desbancar a competidores con más medios técnicos y financieros, como los de Israel, Holanda y EE UU.

Los ingresos obtenidos por las exportaciones de tecnología agraria -protagonizadas por 152 firmas murcianas- sumaron durante los ocho primeros meses del presente ejercicio un total de 53.789.260 euros, de acuerdo con el Instituto de Comercio Exterior (Icex). De esta cantidad, 28.071.750 euros correspondieron a protección de cultivos (un 68% más). Dicha partida incluye invernaderos prefabricados (20.064.770 euros, un 107% más), así como abonos y fitosanitarios. Por su parte, la venta de sistemas de fertirrigación aportaron 19.386.260 euros (+30,5%); la de maquinaria y aperos, otros 4.872.640 euros (+35,6%), y la de equipamiento ganadero, 1.458.620 euros (+7,7%).

En comparación, la facturación de todo 2015 ascendió a 54.368.660 euros, por lo que el récord de exportaciones está casi asegurado este año y puede superar con creces los 75 millones de euros. El techo se alcanzó en 2014, con 61.629.700 euros.

En cabeza

Murcia se mantiene como líder nacional en la fabricación de invernaderos, un puesto que no llegó a perder ni en el peor momento de la recesión. Gran parte de la efectividad de los invernaderos fabricados en Murcia se debe a los sistemas automatizados de climatización y riego que incorporan. Sus estructuras emplean menos metal para abaratar costes y ofrecen todo tipo de soluciones protectoras para los cultivos: invernaderos de capilla, en dientes de sierra, de tipo venlo u holandés, de tipo parral o almeriense; en raspa y amagado, minitúnel, multitúnel, etcétera. Junto a estos fabricantes convive una potente industria de plásticos capaz de producir films, mallas y paneles adaptados a cada tipo de cultivo y clima.

De forma paralela a la comercialización de invernaderos prefabricados, Murcia ha renovado el liderazgo nacional en ventas de sistemas de fertirrigación automatizada que logró en 2014 (el puesto es disputado por Guipúzcoa, Madrid y Barcelona). La gama de materiales relacionados con sistemas de riego es amplia: tuberías de PVC, aspersores, nebulizadores, mangueras, goteros, electroválvulas, contadores de agua, arquetas, sensores (de PH, de conductividad, de lluvia...), programadores de riego, automatismos, software de control, etc.

En cuanto a máquinas, destaca la exportación de rotocultores y guadañadoras, así como sembradoras, transplantadoras, distribuidoras de abono y fumigadoras.

 

¿Quién compra tecnología agraria 'made in Murcia'? Aparte de Andalucía, Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha y Canarias, este año sobresalen tres naciones que están volcadas en la modernización acelerada de su agricultura: México (13 millones entre enero y agosto, un 130% más), Marruecos (5,1 millones, un 15% más) e Irán (4,9 millones, diez veces más). Suponen el 43% de los ingresos de este año en el exterior.

Les siguen Portugal (3,6 millones), Francia (2,8), Italia (1,9), República Dominicana (1,9), Estados Unidos (1,5 millones) y Chile (1,4 millones). Por encima del millón de euros figuran Argelia, Perú y Ghana. El resto se reparte entre gran número de países que efectúan pedidos de 'tanteo', casi todos suramericanos: Uruguay, Brasil, Colombia, Ecuador, Honduras, Nicaragua, Túnez, Turquía...

La demanda local también se ha reactivado. Desde 2010 se han montado nuevos invernaderos sobre 1.562 hectáreas del campo murciano, con lo que la superficie alcanza ya las 6.820 hectáreas, según la Consejería de Agricultura. Una hectárea de invernadero se paga en la Región a una media de 42.200 euros, de acuerdo con los sondeos de dicho departamento, aunque hay casos en los que se llegan a abonar más de 65.000 euros.

Referencia internacional

El propio regadío murciano, con sus 182.737 hectáreas, sirve de referencia internacional a la hora de promocionar su tecnología de fertirrigación. Así, el 83,5% (152.546 hectáreas) cuenta con sistema localizado, mientras que la media en España es del 49,3%. Solo el 15,9% recurre a inundación (29.166 hectáreas de huerta), porcentaje que se eleva al 27% en el conjunto de España, y la aspersión no pasa del 0,5% (1.020 hectáreas), al tiempo que el 15,3% es la media nacional. Por su parte, el riego automotriz resulta anecdótico en Murcia, pero en el resto del país representa el 8,4%. Solo Almería y Canarias, así como Israel y Holanda, pueden alardear de la eficiencia del riego en Murcia.

El Instituto de Fomento resalta que el mercado internacional demanda cada vez más proyectos 'llave en mano', en los que se integran tanto el montaje de invernaderos como la incorporación de los procesos de climatización y fertirrigación, controlados desde ordenador, tableta o móvil. Es esa capacidad de materializar proyectos desde cero a precios asequibles lo más valorado por países de Iberoamérica, África y Oriente Medio, muchos de los cuales se ven lastrados por su escasez de ingenieros agrónomos.

FUENTE: La Verdad (Edición de Murcia)

07/11/2016 -

Consulte todo el contenido de Agroprecios totalmente gratis durante una semana.